1 ago. 2010

Emprendizaje y redes sociales: agencia emprendedora

Emprendizaje

El emprendizaje está asociado a la creación de empresas (Gartner, 1988). El emprendizaje ha sido analizado desde tres grandes tradiciones: (a) las características personales de las personas emprendedoras (locus de control, propensión a tomar riesgos, habilidades de comunicación, etc); (b) los factores sociales de las personas emprendedoras (edad, sexo, educación de los padres, actitudes sociales, experiencia laboral, etc.); (c) Los factores institucionales que facilitan u obstaculizan la creación de nuevas empresas: existencia de capital riesgo, políticas de fomento del emprendizaje, políticas de incentivos (fiscales, etc.) (Gartner, 1988; Lee, Florida, y Acs, 2004) .

En la actualidad tenemos una perspectiva más compleja del emprendizaje bastante alejada de la visión individualista y exitista de la persona emprendedora (Bill Gates y Steve Jobs son muy malos ejemplos). En cierto modo un recorrido por la literatura sobre emprendizaje sugiere que existe una transición académica que va de la perspectiva individual (personalidad de las personas emprendedoras) hacia una perspectiva social para comprender el emprendizaje (entornos y redes sociales de emprendizaje).

Redes sociales

Las personas emprendedoras están inmersas en redes sociales que juegan un papel central en el proceso de emprender. No son sus características personales sino el medio en el que se desarrollan y las competencias adquiridas los factores decisivos a la hora de emprender. Las personas emprendedoras habitan y construyen redes sociales. Las redes sociales conforman relaciones interactivas de aprendizaje y conocimiento de diferente intensidad. Las redes pueden caracterizarse siguiendo el modelo propuesto por Himmelman (Himmelman, 1995):

(a) Networking: se trata de relaciones informales que facilitan la transferencia de información para mutuos beneficios sin objetivos compartidos;

(b) Cooperación: se trata de relaciones formales (arreglos institucionales) que facilitan la transferencia y construcción de información y conocimiento compartiendo recursos para mutuo beneficio orientados por objetivos comunes.

(c) Colaboración: se trata de relaciones formales (arreglos institucionales) que facilitan la transferencia y construcción de información y conocimiento compartiendo recursos orientados por objetivos comunes donde se busca mejorar la capacidad del otro para beneficio mutuo.

Las redes sociales constituyen el principal recurso para las personas emprendedoras dado que facilitan el acceso a contactos, transferencia de información y conocimiento, así como la construcción de alianzas. Las personas emprendedoras y sus organizaciones desarrollan de manera simultánea tanto actividades de networking, como de cooperación y colaboración (con diferentes agentes de manera simultánea o bien son etapas en el desarrollo de una red con un mismo agente), y esto tiene más que ver con el desarrollo de sus unidades de negocio que con sus preferencias personales. El reconocimiento de que las personas emprendedoras están inmersas en redes sociales, las redes configuran ahora la principal agenda de investigación y uno de los principales elementos para diseñar políticas de fomento del emprendizaje por red.

Implicancias: agencia emprendedora

Hace ya 20 años que se destacó como improductiva la línea de investigación sobre las características de las personas emprendedoras: importa saber qué hacen las personas emprendedoras y no quiénes son (Gartner, 1988:62). Y cuando se observa lo que hacen se descubre que habitan y construyen redes. El análisis de las redes sociales del emprendizaje resulta, por el contrario, una línea mucho más prometedora de análisis con importantes implicancias para la acción.

Las personas emprendedoras habitan redes. Esto quiere decir que están siempre en contacto con personas, experiencias, información y conocimiento, y es en estos espacios donde descubren oportunidades y desarrollan su intencionalidad de crear empresas. En cierto modo, habitar redes significa internalizar un modo de hacer las cosas en red (naturalizar el aprendizaje por colaboración). En este sentido, las redes “determinan” a las personas emprendedoras.

Las personas emprendedoras construyen redes. Esto quiere decir que internalizar un modo colaborativo de hacer las cosas con diferentes personas, ámbitos y organizaciones, desarrolla las competencias necesarias para crear nuevos espacios de red y por tanto innovar en los nichos sociales en los que se habita (hasta cambiar de nicho y circular por diversas redes sociales). Al fin y al cabo, en esa diversidad de contactos, información y conocimientos se descubren nuevos proyectos.

Con la noción de agencia emprendedora se quiere sugerir: (a) se emprende a través de redes sociales; (b) las redes sociales internalizan competencias colaborativas y creativas; (c) el emprendizaje es siempre un proceso colectivo: aunque la agencia parezca individual es siempre social.

Por último, las incubadoras de empresas en nuestro medio: ¿Son realmente incubadoras relacionales?

Javier Castro Spila

Bibliografía

Gartner, W. B. (1988). Who is an entrepreneur? Is the wrong question. American Journal of Small Business, 12(11-32).

Himmelman, A. (1995). Collaboration for Change. University of Minnesota. Minneapolis.

Lee, S. Y., Florida, R., & Acs, Z. (2004). Creativity and Entrepreneurship: A Regional Analysis of New Firm Formation. Regional Studies, 38(8), 879-891.




Safe Creative #1008016952671

No hay comentarios: